5 consejos para empezar a dejarse barba

5 consejos para empezar a dejarse barba

 

¡Quiero dejarme barba! Ésta es la primera frase que sale de la boca de todos los futuros barbudos… Genial, y ahora qué?

1 – ¡Motívate!

Lo primero y más importante en este proceso es estar animado. Ya sabes que la barba aporta estilo y atractivo, seguridad y confianza, hace parecer más recio y duro… ¡Así que adelante! Sé constante y mantén siempre en tu mente el objetivo: Lucir una barba que sea la envidia de todos y que aumente tu atractivo exponencialmente.

2 – ¡Aguanta y sé paciente!

El siguiente paso es ser consciente de que hay que armarse de PACIENCIA. Sí amigo, no vamos a engañarte, en estos días e incluso semanas pasarás por momentos de bajón, ganas de retirarte de la batalla e incluso picor, pero hay que ser fuerte mentalmente… ¡Os prometemos que el resultado bien vale el esfuerzo!

3 – ¡Acaba con el picor!

Es uno de los problemas más comunes cuando nos dejamos crecer la barba: El pelo incipiente irrita y reseca la piel de la cara y provoca su descamación y enrojecimiento. Para el picor, en los días iniciales puedes recurrir a una crema hidratante suave sin alcohol y para los días en los que tu vello facial ya esté asomándose de manera más evidente, te recomendamos que utilices productos ricos en aceites que hidraten tu piel y tu barba y que harán desaparecer ese molesto síntoma.

4 – Permite que crezca libre

Te sentirás tentado de recortar tu barba e intervenirla para comenzar a darle la apariencia que imaginabas, o quizás solo pretendas experimentar con ella. Pero te recomendamos que aún no te lances a la aventura. Lo mejor será que dejes que la barba crezca como lo haría naturalmente para garantizar que se asiente y que tu cara se acostumbre a su nueva situación. Recuerda que no todo el pelo crece de la misma manera y que necesitas conocer los tiempos de tu propia barba. ¿Cuánto tiempo deberías esperar? En torno a unos tres meses sería un plazo prudente.

5 – Ve al barbero

Nadie mejor que un profesional para guiarte en los primeros pasos a la hora de dar forma -y fondo- a tu barba. El barbero podrá orientarte tanto en cuestiones estéticas como en las que se refieren a la salud de la barba. De este modo, además de mantener una barba cuidada al detalle, podrás beneficiarte de un servicio que te garantice el mejor aspecto para ir atrayendo miradas de admiración por la calle. No lo dudes, saldrás como nuevo y con una sonrisa bajo el bigote.

Una vez pasado todo este tiempo… ¡Enhorabuena! Has conseguido superar lo más duro del proceso, el comienzo, y ahora estás en disposición de lucir una barba cuidada. ¡Ya eres todo un barbudo! Seguro que la espera ha merecido la pena.