Cómo conseguir una barba más lisa

Cómo conseguir una barba más lisa

 

Pues si! nos gustan las barbas lisas, suaves y manejables y odiamos los pelos encrespados, duros y apagados. ¡Con estos cuatro consejos muy sencillos vais a conseguir ser la envidia del barrio!

Cuida tu barba a diario

Si ya has empezado a utilizar productos para tu barba habrás comprobado que ya luce más lisa y sedosa que antes y si no lo has hecho aún… ¿a qué esperas? Es lo más básico para conseguir nuestro propósito. Debes utilizar productos creados específicamente para ello: champús y suavizantes para barba, aceites y tónicos, bálsamos y lociones…. en nuestra tienda online encontrarás una amplia variedad.  Se recomienda usar el champú y suavizante para barba un máximo de tres veces por semana pues un uso mayor podría hacer que perdamos los aceites naturales de nuestro pelo dejándolo seco y sin vida y entraríamos en un camino de retorno complicado.

Sin embargo el uso de aceites específicos para barba es mucho más liberal pues puedes utilizarlo tantas veces quieras pero eso sí, en poca cantidad… Ya te comentamos en entradas anteriores todos los beneficios de los aceites tanto para tu barba como para la piel que hay bajo ella. Además el aceite y la loción de Beardsley contiene keratina, una proteina que tenemos en nuestro cabello de forma natural y que ayuda a alisarlo y a que quede menos encrespado… ¡¡¡guauuuu!!!

Seca tu barba

Es importante secar la barba después de lavarla con el champú y el suavizante… para poder echarte al aceite, loción o bálsamo que utilices a diario. Puedes ayudarte con un secador de pelo, a una temperatura no muy alta y no acercándotelo demasiado porque además de que no soportarás el calor directo tanto tiempo en tu cara, no es beneficioso para el pelo porque podría quemarlo y dañarlo… ¡más bien consistiría en quitar la humedad!

Sabemos de gente que utiliza la plancha del pelo para dejar su barba más lisa. No estamos muy seguros de esto pues una temperatura tan alta puede dañar el pelo además del riesgo que existe de quemarte la cara… pero cada maestrillo tiene su librillo y si esto os funciona y conseguís mantener una barba cuidada y una piel intacta enhorabuena, ¡¡sois unos auténticos maestros del alisado barbudo!!

Peina tu barba

Este paso también puedes hacerlo a diario, eso si, con peines o cepillos específicos para barba y con movimientos suaves para evitar que se rompa el vello facial que tanto te ha costado mantener. Ambos te ayudarán a tener una barba más lisa. La diferencia es que el peine se utiliza principalmente tras el uso de bálsamos y ceras para ayudarnos a dejar nuestra barba en la posición que nos gusta. El cepillo suele usarse tras el uso de aceites y lociones, para distribuirlo por toda la barba y airearla por lo que suele recomendarse en barbas más largas y pobladas.

En nuestro catálogo encontraras todo tipo de peines y cepillos y el que más se adapte a ti.

Sanea tu barba

Por último, puede que tus puntas con el tiempo estén algo secas y abiertas ( sí, igual que las del pelo de la cabeza) y, como éste, necesitan de vez en cuando un retoque. Para esto puedes acudir a tu barbero que te dirá si necesitas recortar un poco y en qué zona o pues hacerlo tú mismo con ayuda de tijeras especiales para barba que también encontrarás en nuestra web.

¡No queremos barbas encrespadas por nuestras calles! !Y ya no hay excusa!