Cómo elegir un peine para barba

Cómo elegir un peine para barba

 

A muchos de nosotros nos viene a la mente, de vez en cuando, la imagen galante de nuestro abuelo sacando del bolsillo su peine favorito para atusar su cabello, su barba o su bigote. Eso era compostura… ¡Qué manera tan sencilla de resumir su actitud hacia el aspecto que ofrecía a los demás! Pero este gesto ha dejado de ser un recuerdo, a día de hoy es igual de importante mantener nuestra barba bien peinada.

La oferta es muy tentadora, como podéis haber notado en nuestra tienda online, donde los peines compiten en belleza. Se hace difícil elegir un peine, por lo que vamos a daros las tres claves que deberán guiar vuestra elección:

Composición y propiedades

En este apartado no tenéis nada que temer. Todos los peines que componen nuestro catálogo cumplen el requisito esencial: Se trata de productos manufacturados a partir de keratina y acetato de celulosa, lo que los hace antiestáticos esto quiere decir que no cargarán tu pelo de electricidad estática, lo que acabaría por hacerlo quebradizo. Además, sus púas son redondeadas, lo que evitará arañar tu piel y te permitirá disfrutar de un placentero masaje en el cuero cabelludo. No lo olvides, incluso con el gesto del peinado puedes cuidar tu barba.

Dimensiones

Este es otro de los aspectos clave de cara al uso que vayáis a dar al peine, ya que determinará su grado de portabilidad. Llevas la barba siempre contigo… ¿Por qué no ibas a llevar tu herramienta para peinarla siempre contigo? Por lo general, todos los peines de nuestro catálogo tienen unas dimensiones aptas para ser transportadas, pero en la información cada uno de ellos encontrarás sus longitudes especificadas para asegurarte. Los hay pequeños, como el Slim Jim de Kent, y más grandes y plegables como el modelo 82T de la misma casa.

Especificidad de uso

Quizás el rasgo más importante. Existen variantes diseñadas para peinar la barba, otras con doble ancho de púa para las necesidades de barba y bigote como el modelo Doble OT de Kent, y otras especialmente dedicadas a los bigotes más exigentes, como el modelo 81T, una pequeña maravilla estética. Aquí está la clave, en el uso que vayas a dar al peine, pues son accesorios pensados exhaustivamente para su uso específico.

Por supuesto, además de todo esto, el gusto personal y la intuición son tan importantes a la hora de decidir como con cualquier otro tipo de producto. Además, ningún peine excluye a otro, son objetos dignos de ser coleccionados y podéis combinar el uso de varios de ellos si queréis. ¡¡Todo por una barba peinada y disciplinada!!