Como hidratar tu barba ¿crema, aceite, serum o bálsamos?

Como hidratar tu barba ¿crema, aceite, serum o bálsamos?

Uno de los aspectos más importantes para mantener una barba arreglada es la hidratación.

Pero es un tema peliagudo porque para nutrir el pelo también es necesario nutrir la piel y en función del tamaño de tu barba puede ser complicado conseguir la hidratación deseada. El pelo nace de la piel, así que para conseguir hidratar la barba es primordial empezar por la piel bajo ella y no todos los productos son apropiados. En función de la viscosidad del producto su acción llegará, o no, a la piel de la cara.

Entonces ¿hay que usar crema hidratante, aceite, serum o bálsamo?

Muchas opciones, sin duda, pero cada una tiene una función, propiedades y aplicación distintas. Empecemos por el principio.

La crema hidratante es parecida a las cremas tradicionales para hidratar la piel. De hecho, es exactamente eso, una crema para piel con barba. Esto significa que su textura es viscosa y está pensada para aplicarla sobre la piel. En función del largo de tu barba te será sumamente complicado aplicar la crema y que esta llegue a la piel. Están principalmente pensadas para la piel con barba de tres días y ayudar a la hidratación en los primeros días de crecimiento para evitar la descamación. Si tienes la barba larga esta opción no es la más indicada, ya que la crema se convertirá en un auténtico potingue al aplicarlo con tu pelo.

Los aceites para barba o elixires para barba son líquidos y están ideados para aplicarlos sobre barbas con el pelo más largo. Su principal función es la de hidratar y proporcionar brillo al pelo a la vez que se hidrata y nutre la piel bajo el. Esto es posible gracias a la textura del producto, que permite expandirlo y que atraviese la capa de pelo para llegar también a la piel. La mejor forma de aplicar aceite es poner varias gotas sobre los dedos de tus manos, expandirlo en ambas manos y comenzar a distribuirlo desde la raíz a las puntas. Empieza por el cuello, repártelo hacia las puntas en la barbilla y subiendo hacia los mofletes. Distribuye primero sobre la piel, masajeando suavemente, y después ve subiendo hacia los pelos superficiales. Así podrás conseguir una hidratación y cuidado tanto de la piel como del pelo de tu barba.

El serum y los bálsamos para barba son composiciones, de distinta textura, pensadas principalmente para el pelo. Ayuda a ablandar, suavizar y dotar el pelo de mayor disciplina. El objetivo principal es perfumar, cuidar y adoctrinar tu barba. Protegen el pelo de la suciedad y agresiones externas, manteniéndolo limpio por más tiempo y con el look que has pensado no tanto como un fijador, pero si en cierta medida gracias a los productos que cubren el pelo.  La forma de aplicar los serums y bálsamos correctamente consiste en dispensar una pequeña cantidad en vuestra mano y distribuirlo por el pelo de la barba desde la raíz a la punta. Evitad frotar sobre la piel, ya que es un producto más protector que creará una pequeña película sobre ella y en el caso de la piel podría incluso evitar la transpiración.

En todos los casos el pelo y la piel se hidratan, pero el ritual de hidratación requiere una tarea distinta en función del resultado que esperamos obtener. Así que ya sabéis los diferentes productos que podéis utilizar para hidratar la barba y cómo hacerlo.