Cómo limpiar un peine o cepillo para barba

Cómo limpiar un peine o cepillo para barba

 

La mayoría de los cepillos para barba están fabricados con madera y cerdas naturales por lo que es muy importante el cuidado y mantenimiento de las dos zonas de una manera regular.

Para ello, los fabricantes recomiendan primero retirar el pelo que haya podido quedar entre las cerdas con ayuda de las púas de un peine, de manera suave para no dañar las cerdas de nuestro cepillo. En algunas tiendas especializadas se venden utensilios limpiacepillos con púas de metal, pero si lo haces con cuidado un peine puede ayudarte en esto.

Después hay que sumergir las cerdas durante unos minutos en agua templada (nunca caliente) con jabón neutro no abrasivo procurando evitar que el agua toque la madera para no dañarla. Tras esto, coloca tu cepillo con las cerdas hacia abajo sobre una bandeja para que se seque en una zona al aire pero sin que le de el sol de forma directa.

Limpieza de peine para barba 

El cuidado del peine es más sencillo ya que no suelen estar hechos de madera, con lo que podremos sumergir el peine entero unos minutos. Igual que con el cepillo, usaremos agua templada y jabón neutro y lo dejaremos secar en una zona ventilada y sin sol directo.

También existen en el mercado cepillos limpiapeines (sí, suena extraño) con cerdas muy juntas de nylon, pero en este caso puedes retirar el pelo enganchado con tus manos de forma más fácil que en el cepillo.

Esperamos que con esto vuestros accesorios de barba os duren toooooda la vida. ¡Saludos barbudos!