Consejos para secar tu barba

Consejos para secar tu barba

 

Después de la ducha tu barba quedará mojada (como te diría un mexicano… obvio) y antes de echarle el aceite o bálsamo para hidratarla es conveniente que le quites la humedad pues ya sabes que el aceite y el agua no son buenos colegas y desperdiciarías producto al no poder penetrar éste en tu pelo y rostro si están mojados. No es necesario que la barba quede con 0% de humedad, pero sí quitarle una gran parte… ¡No os volváis locos con el tema!

Lo más sencillo y a la vez lo menos agresivo para tu barba es quitarle la humedad con una toalla dando golpecitos de manera suave, no frotándola ni con movimientos más bruscos.

Pero es verdad que muchas veces andamos con prisa y si además tenemos una barba larga este proceso de secado podría llevarnos aún más tiempo, por lo que podemos recurrir al secador. No es recomendable usar temperaturas altas con él: primero, porque podemos quemarnos segundo, porque es bastante incómodo tener un chorro sofocante en la cara y tercero y más importante, porque nuestra barba acabaría sufriéndolo (y eso no nos gusta nada).

El aire caliente hace que la piel de la cara se seque, que el pelo sea más quebradizo y lo perdamos con mayor facilidad y también hace daño a nuestros folículos impidiendo un crecimiento sano de la barba.

Por este motivo no aconsejamos el uso de la plancha del pelo para el secado y alisado de la barba, y aunque es cierto que hay gente que lo utiliza y a quienes les va bien, creemos que someter al pelo a esta temperatura no es un buen consejo barbudo.

¡¡Secado fácil, rápido y eficaz!!

Saludos barbudos