Guía de la barba: ¿Cómo usar una cera para barba?

Guía de la barba: ¿Cómo usar una cera para barba?

 

Cada día vemos más barbudos por la calle con la barba estilizada, el bigote perfectamente alineado, impecablemente curvado… Lo cierto es que nuestras calles cada vez tienen más personalidad y hay pocas maneras más directas de expresarla que con nuestro propio vello facial, pero para ello necesitamos un producto fiable que no deje la fijación de nuestro peinado en manos de los hados. ¡Ahí es donde entra en juego la cera para barba! Un producto natural que protege el pelo y lo fija ayudándote a darle el aspecto deseado. Todas las ceras que podrás hallar en nuestra tienda online están formuladas para ofrecerte distintos grados de fijación y aromas diferentes, pero ¡todas te ayudarán a cuidar tu barba!

Ahora que ya sabes dónde puedes encontrar el producto que más se adapte a tus necesidades, vamos a ver los secretos de su uso en cuatro sencillos pasos:

 

Lo primero que sorprende a quien no ha usado nunca una cera para barba es que se trata de un producto muy compacto, no es como una loción o como un gel fijador al uso. Por ello, para tomar una pequeña cantidad de producto se suele recomendar hundir la uña del dedo pulgar en la pastilla de producto y separar de este modo una pequeña ‘almendra’, más que suficiente la mayoría de las veces. No te preocupes si al terminar el proceso necesitas más, no es una ciencia exacta y no es un producto agresivo con el pelo, así que puedes usar un poco más y aplicarla las veces que quieras.

 

Aquí llega la parte más importante: La cera, según la sacas de la lata, es prácticamente inaplicable. ¡Hay que ablandarla! Esto se consigue colocando el producto entre las palmas de las manos y frotándolo exhaustivamente, en movimientos circulares. Al calentar la cera, ésta se reblandece, pierde la estructura que tenía y se convierte en un producto mucho más fácil de aplicar. No tengas reparos y frota la cera muy insistentemente para conseguir los mejores resultados. Vamos a conseguir tu estilo.

 

Una vez tus palmas estén cubiertas de cera ablandada, aplícala sin miedo por la barba y el bigote, pasando tus manos sobre el pelo en la dirección natural de éste o en la dirección en que quieras peinarlo. Depende de ti. No obstante, tras esta primera pasada, aún nos queda el último punto…

 

Ya tienes el producto sobre tu barba, sólo falta que des forma al pelo con las manos o ayudándote de un peine. En este momento comprobarás si necesitas algo más de cera para acabar de dar la forma que deseas, o para conseguir la fijación ideal. Si es así, simplemente repite lo aprendido y aplícala. Juega, experimenta, o si lo tienes claro, ¡a por ello! ¡Es fácil dar a tu barba lo que quieres!

Si no sabes qué cera elegir, pásate por nuestra sección de ceras y tómate tu tiempo. Cada una de ellas incorpora distintos ingredientes, grados de fijación, aromas… Pero todas son fantásticos productos para la barba. ¡Pruébalas!