Lavar y limpiar la barba es esencial para lucir una barba arreglada

Lavar y limpiar la barba es esencial para lucir una barba arreglada

Vale. Llevar barba está de moda. Te abriga y protege del frio, te permite ir a la barbería y parecer vintage, aumenta tu atractivo, tiene rollo, la gente te respeta más y puedes hacer cosas de tipo duro. Pero hay formas y formas de llevar la barba.

El pelo de la cara sigue siendo pelo, eso está claro. Y si no lo cuidas tu barba pasará de ser considerada pura elegancia a considerarse más bien lo que te faltaba para parecer un homeless. Entonces queda claro. El pelo de la cara también hay que lavarlo y limpiarlo. Es como esa zona detrás de las orejas, que esté en la parte sin pelo y que no se vea en el espejo no significa que no tenga que lavarse. Ya nos decía nuestra abuela: Frota bien detrás de las orejas, que después voy a verte

La barba es igual. Es pelo y está en la cara. Y es precisamente por este motivo por el que debe cuidarse mucho más. La piel de la cara es más delicada y sensible que aquella de otras partes del cuerpo. Requiere más hidratación, más mimo, más caricias… Tu barba fuerza al límite la piel, cada folículo utiliza parte de los nutrientes para fortalecer el pelo y la piel se resiente pero lo contrario también es cierto. Es una simbiosis perfecta entre piel y barba la que tenemos que conseguir.

Después de todo, si no limpias ni el pelo ni la piel, lo que estás generando es un ecosistema autóctono en tu barba lleno de bacterias que afectarán a tu cara, te picará, se irritará. Y todo ello sin contar con ese olor a rancio y sucio que desprenden las barbas cuando no se cuidan. Sin duda, esto último no ayudará con el extra de sex-appeal y ser más atractivo que nos aportaba nuestra barba.

Para la correcta limpieza de la barba utiliza un champú o jabón especializado a diario. Puedes hacerlo durante la ducha, igual que cuando te lavas el pelo. Humedece tu barba, pon algo de jabón en tu mano y frota. Haz espuma. Limpia bien. Déjalo actuar y que penetren los nutrientes en el vello. Sigue con el resto de tu ritual de limpieza y finalmente aclara con abundante agua hasta que salga más espuma.

Al salir de la ducha tienes que hacer como con el pelo de la cabeza. Seca tu barba con la toalla, elimina la humedad. Incluso puedes usar un poco de secador para domarla y darle un poco de forma.

Un buen jabón para barba debe ser neutro para proteger la piel de tu cara. Además incluirá ingredientes hidratantes que ayudarán a tu pelo y piel a regenerar e hidratarse. No uses un champú para pelo, ni jabón de manos, ni gel de ducha. Usa un jabón apropiado para el pelo de la barba y conseguirás los mejores resultados.

Además conseguirás un agradable perfume en tu barba, por el que seguro te preguntarán.