Por qué y con qué frecuencia hay que visitar al barbero

Por qué y con qué frecuencia hay que visitar al barbero

 

Si quieres llevar barba, lleva una barba cuidada. Esto es lo que estamos pretendiendo con los posts que escribimos frecuentemente en nuestro blog y con todos los productos que tenemos en nuestra tienda a vuestra disposición, pero no queremos ser tan pretenciosos y os recomendamos visitar de vez en cuando a los profesionales de las barberías.

Primera visita a la barbería

En un post anterior te comentábamos los cinco pasos básicos para dejarse barba, y ya sabemos que la paciencia y la motivación son ingredientes decisivos en el proceso. Pues bien, tras esa larga espera, que suele ser de un par de meses, cuando tu barba tenga una largura y espesor considerables y estés ya utilizando productos para hidratarla y evitar el picor de los primeros días, el siguiente paso es acudir a un barbero profesional.

Es probable que en este punto tengas una barba frondosa pero sin forma y un poco asalvajada. El barbero (o barbera, que no somos sexistas) puede aconsejarte qué forma es la más adecuada para tu rostro y la moldeará y recortará para lograr la barba más favorecedora. Además de estos consejos estéticos, te ayudará con temas sobre el cuidado y la salud de tu barba, los productos indicados para tu tipo de piel…

Y aparte de por todo esto, te recomendamos ir a la barbería porque es una de las experiencias más relajantes y placenteras que vivirás junto a tu vello facial. Porque un buen arreglo de barba de manos del mejor profesional es todo un ritual que requiere tiempo, dedicación y conocimiento… así que cuando pidas cita, no vayas con prisas, tómalo como una sesión de relajación y tiempo para ti y ¡saldrás encantado!

Visitas periódicas a la barbería

En nuestro blog encontrarás muchos consejos sobre productos y cuidado de barba para que tu mismo en casa mantengas una barba impecable, pero para llegar a ser la envidia de absolutamente todos los barbudos que te cruces por la calle, es recomendable ir al barbero con cierta frecuencia.

Y esa frecuencia la marcarás tu mismo según tu tipo de barba y lo apañado que seas en casa con las tijeras o la recortadora. Te recomendamos acudir mínimo una o dos veces al mes. Cuando veas que el tema comienza a ser indomable, ¡no lo dudes y llama rápidamente a tu barbero de confianza!

¿A qué barbería voy?

Últimamente, con el auge del cuidado de la barba, han resurgido estos negocios casi ancestrales. En las grandes capitales como Madrid y Barcelona vas a encontrar una amplia oferta de barberías con estupendos profesionales, pero nosotros queremos recomendarte a uno que conocemos de primera mano y con el que hemos trabajado en varias ocasiones… incluso hemos experimentado en nuestras barbas su delicado y dedicado trabajo: Mr. Beardy Man que trabaja en Old Times Barbershop en Linares (Jaén). Si te encuentras por esta zona no tardes en llamar para ir a visitarle porque no te arrepentirás… ¡¡Palabra de barbudo!!