Barba y traje, ¿son compatibles?

Puede parecer una pregunta simple pero lo cierto es que nos llegan muchos mensajes sobre el protocolo a la hora de llevar traje teniendo barba. Es normal, ya que se tiene la impresión o el prejuicio de que son incompatibles.

Durante los últimos años, se ha llevado el concepto de barba y traje ha estado separado. Se entiende la barba como un elemento asociado a la persona desaliñada o dejada. En cambio la cara afeitada, por el contrario, se asocia al concepto de elegancia e higiene.

A día de hoy podemos decir que estos conceptos han cambiado, se han difundido y la barba ya está presente en la mayoría de oficinas, celebraciones y aspectos de la vida en los que antes no se veía de la misma manera.

Peeeero, las barbas forman parte de un espectro muy amplio y no es lo mismo llevar una barba descuidada, que una barba recortada, arreglada y limpia. En definitiva, barba y traje es totalmente compatible mientras sigamos unos cuidados para el mantenimiento de la misma:

Limpiar barba

El primer paso para una barba perfecta es la higiene. Como cualquier otra parte del cuerpo, el pelo de nuestra barba es necesario lavarlo cada día. Siempre recomendamos aprovechar el momento de la ducha para ello. También puedes hacerlo al lavarte la cara o antes de dormir.

Con la barba humedecida, coge el jabón y mojalo mientras lo frotas entre tus manos con movimientos circulares. Extiende el champú con las dos manos y repártelo con un ligero masaje hasta que forme espuma y llegue hasta la piel. Si estás en la ducha, deja actuar el champú mientras te enjabonas el cuerpo o te lavas el pelo. Aclarar con abundante agua.

Si lo necesitas puedes aplicarlo de nuevo. Para terminar seca la barba con una toalla para eliminar las gotas de agua. Si es muy larga, ayúdate de un secador a temperatura baja para terminar se secarla.

Hidratar barba

El pelo de la barba es mucho más grueso que el del resto del cuerpo, por ello tiende a resecarse más rápido.

Para evitar este tipo de problemas, vamos a utilizar aceites y bálsamos que hidraten el pelo y la piel que hay debajo. Así evitaremos cualquier tipo de descamación o picores.

Aplicaremos el aceite vertiendo unas gotas en la palma de la mano y masajeando la barba en todas direcciones. Después utiliza un cepillo o peine para peinar la barba siempre para abajo por los laterales y hacia los lados por la zona del bigote.

Recortar barba

Lo más importante para que la barba luzca reluciente con el traje, es mantenerla controlada. Para eso simplemente hay que recortar esos pelillos que sobresalgan de vez en cuando. Y para eventos especiales, acudir al barbero.

Para ello te recomendamos las Tijeras de Oro 24K para Barba y Bigote de Tenartis. Su uso es muy sencillo. Con la barba seca para que el pelo esté en su forma natural, colócate frente al espejo. Localiza aquellos pelos que escapan a la forma y longitud general de tu barba. Usa el peine para cortar el pelo sobrante con una longitud uniforme y ve siguiendo un sentido, no recortes partes aisladas. Habitualmente, unas de las zonas con mayor crecimiento en la barba es la parte del mentón y la que parte desde la mandíbula hacia el cuello. Uno de los mejores pasos a seguir será descargar de pelo esa zona, recortándolo en paralelo a la mandíbula. Conseguirás afinar tu perfil, un aspecto sofisticado y una barba unificada y coherente.