Makeover Navideño. Día #07: Crema hidratante de cara

Aunque no es obligatorio, después de una exfoliación profunda viene bien airear nuestra piel con un poco de crema. En el día de hoy, en nuestro makeover, te explicaremos TODO sobre la crema hidratante.

Y es que es justo así como nos sentimos al utilizarla: aireados. La crema hidratante es como un soplo de aire fresco despertando nuestra piel y dejándola en perfecto estado para el nuevo día.

Pero antes de adentrarnos en sus beneficios, vamos a conocer un poco más qué es y para qué sirve este producto tan cotidiano. Y a veces tan desconocido.

Su cotidianidad se remonta a tiempos de los egipcios. Los constructores pasaban tanto tiempo al sol, que utilizaban unas mezclas de aceite de ricino y sésamo para hidratar su piel al final del día. Como ves el cuidado de la piel, desde sus orígenes ha sido también cosa de hombres. Hoy en día, cada vez surgen más marcas especializadas en cuidado masculino. Indicios de que nuestro ánimo de ser súper hombres, aumenta en número de aliados.

A continuación te damos algunos consejos para que te conviertas en un maestro jedi de la crema hidratante de cara.

Ponla bien

Como su nombre indica la crema hidratante va justamente ahí, en la cara. Pero todos hemos empezado alguna vez por coger medio bote de crema y esparcirlo como si no hubiera mañana. Lo importante es aplicar un poco de crema hidratante en las cinco zonas clave: frente, nariz, pómulos y barbilla. Debemos poner cinco puntos de crema en las zonas citadas, y repartir en forma de suave masaje, desde el centro hacía fuera de la cara.

Hidratante cara

No te pases

Siempre lo decimos con cada producto, hay que utilizar una cantidad pequeña de producto. Echar más cantidad no te va a convertir en un príncipe de la noche a la mañana. Esto lleva su tiempo y su constancia. Echar la cantidad exacta hace que se aproveche el producto mucho más y se amortice de forma considerable.

Tómate tu tiempo

El ritual de limpieza, exfoliación, hidratación puede durar desde cinco minutos, hasta una hora. Pero lamentablemente no todos disponemos de tanto tiempo en nuestras vidas para dedicarnos a uno mismo una hora diaria. Así que podemos repartir el proceso de cuidado en varios días de la semana, de forma que utilicemos la crema hidratante a diario, y el exfoliante un día o dos a la semana. La parte de la limpieza ya dejamos clara el día uno de nuestro makeover que diaria, y no negociable.

Elige la que más se ajuste a tus necesidades

A la hora de decantarnos por una u otra, lo más importante es conocer el tipo de piel que tenemos. En la mayoría de los casos, la respuesta es “ni idea”. No te preocupes, hemos encontrado un test que responderá por ti a esa pregunta. Hac clic aquí.

La joya de la corona de la crema hidratante en nuestra web es Hydra-Repair Day Cream: Camellia & Geranium Blossom de Grown Alchemist. Sus ingredientes naturales traídos de Australia refuerzan las defensas naturales y reducen los signos de envejecimiento. Además contiene flavonoides que desintoxican y descongestionan la piel. Y promueve un crecimiento celular saludable e hidrata la piel. Perfecto para pieles mixtas y sensibles.

Para los más prácticos tenemos Double-Duty Face Moisturizer SPF 20 de Jack Black para pieles sensibles. Una crema hidratante con protección solar para uso diario durante todo el año. Es además un potente sistema de control para absorber la grasa de la piel, controlar los brillos y minimizar la apariencia de los poros.

Y para pieles grasas, Clean Break Oil-Free Moisturizer de Jack Black. Una crema hidratante diaria sin aceites para el rostro. Pura y simple. Un ligero estallido de hidratación que deja el rostro fresco y saludable, con un acabado natural y sin brillos.

Ah! Por cierto, las imágenes de los barbudos navideños son parte del proyecto que la fotógrafa Stephanie Jarstad capturó para apoyar de forma divertida y diferente al famoso Movember, en la lucha frente al cáncer de próstata.