Makeover Navideño. Día #09: Pomada de pelo

Ya tenemos la barba lista, la cara lisa y brillante y el pelo limpio y aseado pero… no podemos salir de casa con esa cabellera al viento. Es hora, de aplicar la pomada de pelo.

Y es que aunque las abuelas crean que somos lo más bello que ha creado el universo (incluso sin pomada), lo cierto es que no. No es por desanimar pero estamos seguros que se puede sacar mucho más partido a ese súper hombre que ya casi llevas dentro. Si es que realmente no hace falta ni ser guapo, o es que acaso nunca a ha escuchado la expresión de… “tiene planta”. Pues eso, amigo, no es más que cuidarse un poquito más para el año que viene. Un poquito de amor propio para 2018.

Como decíamos hoy vamos a ver un producto que casi todos ya hemos usado o que por lo menos conocemos, que es la pomada de pelo. Empecemos por el tópico de siempre.

¿Pomada o gomina?

Indudablemente pomada. La gomina es pegajosa y generalmente deja un aspecto de pelo mojado que dista mucho del de un surfero recién salido del agua. Para ello, tenemos los sprays fijadores con efecto mojado que son mucho más reales y están compuestos por ingredientes naturales mucho más sanos para el cabello.

La gomina en gel se suele encontrar en tubo en los que se aprieta para poder obtener el producto, como la pasta de dientes. La pomada para el pelo, tiende a aparecer en botes redondos de pequeño tamaño, en los que hay se introducir la mano para extraerla, como con las mascarillas capilares.

Además, la pomada se va eliminando con los cepillados de forma natural, mientras que para quitar la gomina hay que volver a lavar el pelo de nuevo.

La pomada es principalmente un moldeador y es mucho más dura. De hecho dependiendo de su dureza podemos determinar su nivel de fijación. Para aplicarla, tenemos que prepararla:

Retira una pequeña cantidad y trabaja la pomada con las manos y entre los dedos. Aplica la pomada en tu pelo y péinalo como mas te guste. Usa un peine para tener mejores resultados.

Al aplicar la pomada con el pelo húmedo conseguirás tener más brillo en el cabello. Si deseas peinarte al día siguiente solo tienes que humedecer el cabello y volver a peinarlo para reactivar la pomada. Eliminaremos la pomada completamente con agua. Además puedes aplicar pomada tanto en seco como sobre el cabello húmedo. Si el pelo está húmedo la pomada le dará más brillo al acabado.

Nuestros mejores deseos…

Por lo general, las mejores pomadas contienen alguno de estos ingredientes; manteca de karité, cera de abeja, aceite de argán, rosa mosqueta, etc.

Entre nuestras recomendaciones, a nosotros nos encanta la Hair Pomade de Malin+Goetz. Lo primero porque somos muy fans de cualquier cosa que haga esta marca. Y lo segundo, porque tiene tecnología de absorción de ácidos grasos y te deja un toque final perfecto. Además presenta una fragancia fresca y se incorpora fácilmente en los cuidados diarios de prevención y mantenimiento. Es apta para todo tipo de cabello, de uso frecuente, y te puede llegar a durar de tres a seis meses.

¿Preparado para 2018?

Ah! Por cierto, las imágenes de los barbudos navideños son parte del proyecto que la fotógrafa Stephanie Jarstad capturó para apoyar de forma divertida y diferente al famoso Movember, en la lucha frente al cáncer de próstata.

PUEDE INTERESARTE