Makeover Navideño. Día #12: Afeitado

Llegamos a nuestro último día de makeover para súper hombres. ¿Sentís los poderes de la transformación? No hace falta, seguro que si has seguido todos los consejos de las últimas dos semanas, el cambio será sobresaliente. Hoy, afeitado.

Lógicamente, estarás pensando que con la barba que tienes para qué vas a necesitar un afeitado. Pues amigo, o la cuidas y retocas, o volvemos a las pintas de náufrago que teníamos al inicio de este blog.

Como sabemos que el afeitado no es cosa sencilla y rápida, vamos a hacer un repaso a todas las piezas clave que lo componen:

La piel

El afeitado clásico se inicia acondicionando la piel para el afeitado con una buena ducha de agua caliente. Así, los poros de nuestra piel están abiertos y preparados para afeitarnos. En caso de que no tengamos mucho tiempo para la ducha, por el motivo que sea, nos pasaremos por la cara una toalla humedecida en agua caliente. Esta parte del procedimiento tiene que hacerse con calma, para lograr que el vello esté más blando y que no le afecte la fricción de la cuchilla.

¡Empecemos!

Una vez que ya tenemos los poros abiertos y la cara humedecida, podemos empezar con el afeitado clásico. Los aceites de pre-afeitado nos ayudarán a hidratar y hacer que la piel esté mucho más flexible. La función que tienen estos productos es añadir una capa de lubricación, para que la cuchilla se desplace mejor sobre la piel. Así, nos olvidamos de los molestos cortes, irritaciones y sequedad.

Si no queremos ninguna irritación en nuestra piel, lo mejor es hacerlo en el mismo sentido del crecimiento del pelo. Pero, si lo que pretendemos son mejores resultados, lo haremos al contrario. Emplearemos las maquinillas que son similares a las máquinas de afeitar modernas. Para un buen apurado daremos pases cortos y estiraremos bien la piel con la ayuda de los dedos.

El afeitado clásico termina lavando la cara con agua fría o tibia para que los poros de la piel vuelvan a cerrarse. Y, por último, no te olvides del after shave para calmar la piel.

Repaso de materiales

Para empezar las fiestas por todo lo alto vamos a hacer una selección de glamurosos productos dignos del príncipe al que estás a punto de conocer.
Para comenzar con el afeitado necesitamos una crema que proteja e hidrate la piel para el más perfecto de los afeitados. L:A Bruket lo ha creado. Nº 145 Crema de Afeitado con hoja de laurel es una crema de afeitado de fácil aplicación que suaviza el pelo, facilita su corte y permite un rápido afeitado. Reduce la fricción y la irritación.

Como loción, Mr. Taylor Aftershave Lotion, está basada en una formulación que ha pasado de generación en generación a lo largo de la historia de Taylor of Old Bond Street desde 1854. Destacamos su sensación de frescor intensa, perfecta para empezar el día cargado de energía.

La maquinilla de afeitar de triple hoja con mango de imitación marfil y chapado de níquel hecho a mano Mach 3 Razor Ivory Nickel de Edwin Jagger, combina los componentes sólidos del latón, producidos usando tecnología de producción CNC, con poliésteres de alto grado pulidos durante más de 50 horas antes de su construcción final. Una verdadera pieza de diseño.

Y hasta aquí ha llegado nuestro makeover navideño. Esperamos que hayáis disfrutado mucho de la transformación que os proponemos, y que hayáis visto que con un poco de cuidado diario, podemos ir caminando por la calle como un caballero.

¡Felices Fiestas!

Ah! Por cierto, las imágenes de los barbudos navideños son parte del proyecto que la fotógrafa Stephanie Jarstad capturó para apoyar de forma divertida y diferente al famoso Movember, en la lucha frente al cáncer de próstata.

PUEDE INTERESARTE